¬ŅPermanecer dormidos o Despertar?

 

La vida es mucho más simple de lo que imaginamos o de cómo la miramos. Nuestros pensamientos, creencias, el perfeccionismo, el estar pendiente de la opinión del otro o de qué dirán, atormenta nuestra vida haciéndola ver más difícil.

 

¬ŅCu√°ntas veces me han dicho que soy una loca por querer hacer algo que me gusta mucho o por perseguir lo que quiero?. El miedo a lo desconocido, al fracaso, al no saber qu√© suceder√° paraliza a muchos. No me centro en la dificultad, me centro en lo que quiero y en lo que s√© que me hace feliz, porque cuando lo hago me siento yo misma. Y ¬Ņsaben? Cuando quieres mucho algo, las cosas llegan, casi por un acto de magia (eso es lo m√°s maravilloso), el universo conspira contigo y te abre las puertas para que lo logres.

 

Despertarnos y darnos la oportunidad de conocer, descubrir, sentir diferentes sensaciones, experimentar nuevas vivencias, conocer y conocernos. Cuando abrimos los ojos al mundo nuestra propia experiencia cambia, miramos al mundo y a nosotros mismos de manera distinta, nos redescubrimos, nuestra esencia sale a relucir, somos nosotros. Además, aprendemos a distinguir lo que no nos hace bien y lo que es necesario soltar, también aprendemos a valorar aquello que nos llena, que nos hace sentir plenos y felices.

 

Empezamos a tener claro hacia d√≥nde queremos ir, cu√°les son nuestras metas y qu√© pasos necesitamos dar para avanzar. Quiz√°s al principio no veamos todo el camino, pero dando estos peque√Īos pasos hacia nuestros sue√Īos el camino se empezar√° a despejar, se ir√° esa neblina que nos impide ver, comenzaremos a darnos cuenta qu√© es lo que necesitamos para continuar.

 

Agradezco a aquellas personas que conf√≠an en m√≠ y en mis sue√Īos, que me apoyan, que est√°n presentes. Tambi√©n, agradezco a las personas que hicieron que este viaje fuera realmente maravilloso, consciente, vivido en plenitud. Si bien fue una viaje pensado para mi mam√° y mi t√≠o (conocer el lugar donde naci√≥ mi abuela), creo que fui la que gan√© m√°s, en experiencias, en sensaciones, en lo vivido, en conocer parte de mi familia y, sobretodo, en volver a encontrarme y conectarme con mi propio ser.

 

Les narro parte de esta maravillosa experiencia porque ha dejado una huella en m√≠. Tengo 55 a√Īos y a√ļn sigo aprendiendo. En mi vida he tenido varias ca√≠das, pero no me he dejado vencer. Viv√≠ 50 a√Īos con una persona narcisista y alcoh√≥lica, taparon y tap√© mi propia esencia, pero aprend√≠ a pararme, a renacer, a florecer, me hice fuerte. Como dice Thich Nhat Hanh: ‚ÄúSin barro no hay loto. Honra tu proceso‚ÄĚ. Aqu√≠ estoy, sigo avanzando en mi crecimiento y honrando todo lo que he vivido y me permite ser lo que soy ahora. Cuento mi experiencia para mostrar que s√≠ se puede cuando se quiere. No soy una experta en la vida ni pretendo serlo, solo digo lo que siento y pienso y si a alguna persona le pueden servir mis palabras para despertar, cr√©anme que me sentir√≠a feliz de poder aportar.

 

 


Artículos Relacionados